Día del defensor ambiental.

En el año 2005, España sufrió un incendio forestal en la provincia de Guadalajara que destruyó mas de 4,500 hectáreas de bosque.  Un año más tarde, las cortes de Castilla – La Mancha- declararon el 17 de julio como el día del defensor ambiental, en honor a las once personas que perdieron la vida al intentar contener el fuego. La noticia le dio la vuelta al mundo, y en poco tiempo varios países adoptaron también esta fecha como oficial.

La conmemoración de esta fecha es una muestra de gratitud a todas las personas que buscan proteger la naturaleza, y han entregado su vida cuidando el patrimonio natural en todo el mundo. Pero también busca hacer conciencia de todo lo que no se habla acerca de los defensores ambientales: amenazas por parte de grupos poderosos, desapariciones y en ocasiones  asesinatos.

Según Greenpeace y Global Witness, en los últimos dos años han muerto más de 340 defensores ambientales únicamente en países en vías de desarrollo, de los cuales el 40% eran indígenas tratando de proteger sus tierras de la minería y el agotamiento de los recursos naturales en sus zonas.

En 2015, 122 de los 185 activistas asesinados en todo el mundo provenían de países de américa latina, y la mayoría de estos casos no se investigan ni se penalizan, pues ocurren en grupos de por sí ya vulnerables.

En 2016 en México, cuando se aprobó el día del defensor ambiental, la cámara de diputados agregó que: “Se hace necesario fomentar en todo ser humano el espíritu de un defensor ambiental, pues son ellos quienes demuestran proactivamente su preocupación por proteger y preservar el patrimonio ambiental, y por utilizar razonablemente los recursos naturales con los que contamos.”

A pesar del peligroso escenario en nuestro país y alrededor del mundo, cada día se forman nuevos defensores ambientales que desde diferentes escenarios hacen un esfuerzo para cuidar y proteger nuestros bienes naturales.

Para nosotros en   FASOL, , las iniciativas de los grupos de base que buscan cuidar y defender el medio ambiente, representan la esencia de nuestro trabajo. Estos proyectos surgen de personas comprometidas que invierten su conocimiento y capacidades para proteger lo que es de todos. El amor con que ellas y ellos trabajan nos inspira un profundo reconocimiento.