EL BOSQUE DE LOS COBOS

En la zona central de México, a 30 minutos de la capital del estado de Aguascalientes, se encuentra el Bosque de los Cobos. Es un área de aproximadamente 5000 hectáreas delimitada y bautizada con ese nombre por la misma sociedad organizada que busca visibilizarla y protegerla, para así evitar que la mancha urbana alcance uno de los pulmones de una ciudad que se caracteriza por su intensa actividad industrial, ganadera y comercial y en donde actualmente, la industria de la construcción es una de las principales fuentes de ingresos.

El Bosque de los Cobos se caracteriza por su enorme valor arqueológico y por la alta concentración de fósiles y restos de comunidades prehispánicas. Es la zona arqueológica más importante del estado de Aguascalientes y una de las más importantes de la zona central de México. Algunos de los restos arqueológicos se encuentran enterrados a escasos centímetros de la superficie. Lo más destacado es la presencia de fósiles de animales de la edad de hielo que habitaban en la zona. Animales como el mamut de Columbia, bisontes, armadillos gigantes y perezosos terrestres.

La importancia de este territorio no se limita exclusivamente a su valor arqueológico. Su enorme biodiversidad también es de gran valor para los lugareños; en la actualidad, entre las especies de animales más comunes de la zona se pueden ver zorros, mapaches, coyotes, venados, linces e incluso gatos monteses.

Los habitantes de la región llevan años enfrentándose a proyectos urbanísticos que pretenden deforestar uno de los pocos pulmones verdes junto con su biodiversidad y riqueza arqueológica. El Bosque de los Cobos está en latente peligro, y solo se ha logrado mantener su belleza intacta gracias a más de 15 años de continua lucha de los habitantes de la región de este territorio, quienes han evitado la transformación del bosque en mega-fraccionamientos y plazas comerciales. Ha habido varios intentos de urbanizar la zona, pero cada una de las veces estos intentos se han topado con una enorme resistencia social. Esta misma organización social fue la que logró que, a mediados 2019, dos importantes áreas del bosque se declararán Áreas Naturales Protegidas.

 

De llevarse a cabo la construcción de estos mega-fraccionamientos, las consecuencias serían muy graves además de la pérdida arqueológica que implicaría, la gran cantidad de ríos subterráneos que existen en el Bosque de Cobos acabarían contaminados o incluso desaparecerían por completo debido a la compactación del subsuelo.

Hasta el momento, mediante el trabajo y la colaboración de las comunidades y a través de la participación ciudadana y algunas herramientas legales, han logrado mantener su bosque a salvo. La última batalla legal la ganaron el pasado mes de septiembre1 frente a un proyecto que pretendía urbanizar 40 hectáreas de fraccionamiento en pleno corazón del Bosque de los Cobos, que es también la zona más rica en fósiles y restos arqueológicos. Es por ello que queremos compartir el éxito de estas comunidades, mostrando cómo la organización comunitaria puede hacer frente a este tipo de amenazas, y pueden defender su territorio y la vida, frente a grandes empresas y mega proyectos.

En FASOL creemos que estas acciones son las que poco a poco van logrando conservar y proteger nuestro patrimonio bio-cultural, nuestro entorno y nuestras formas de vida y nos sentimos muy honrados de haber aportado nuestro granito de arena, llevando a los integrantes de varias organizaciones en Aguascalientes, uno de los talleres de nuestro Programa de Fortalecimiento, el cual contribuyó a robustecer el conocimiento y capacidades de las comunidades en materia jurídica y participación ciudadana. Nos alegra saber que la información y los conocimientos compartidos durante los talleres impartidos a través de este Programa, ayudaron a estas comunidades, quienes afortunadamente ya estaban organizadas, a visualizar de una manera más clara, la estrategia legal que debían seguir para lograr frenar las amenazas al bosque y los intentos por destruir un lugar esencial en la vida de estas comunidades.

A lo largo del país las comunidades se van organizando y tomando acción para defender su territorio, sin embargo, no todas las comunidades tienen las capacidades legales, organizativas, etc. necesarias para frenar los mega-proyectos que amenazan su modo de vida y su territorio. A través de nuestro Programa de Fortalecimiento ayudamos a estas comunidades en aquellos ámbitos que necesitan fortalecerse, para seguir luchando por un mundo respetuoso con el medio ambiente y los bienes naturales.

1 La Jornada Aguascalientes