Aportaciones Historicas 2018

Rescate y custodia colectivos de semillas de la chinampería

Conservación de la Biodiversidad
Estado: CDMX
Monto de la aportación:$34,000.00
Nombre del grupo: Umbral Axochiatl
Nombre del proyecto: Rescate y custodia colectivos de semillas de la chinampería

Este proyecto impulsa el aprovisionamiento de semillas locales para la agricultura chinampera como una actividad de valor histórico, cultural, ecológico y sustentable, que puede proveer modos de vida dignos a la población local.
Hombres y mujeres tienen un acceso diferenciado a la tierra en la chinampería, de acuerdo con las tradiciones locales de herencia de la tierra que generalmente favorecen al primogénito o al hijo varón mayor. También por las diferentes capacidades de trabajar la tierra entre hombres y mujeres, y los distintos saberes que se trasmiten, incluyendo el acompañamiento de los cultivos de maíz, hortalizas y flores, además de las artes culinarias y la comercialización misma de los productos.

Actividades:
a) Trabajo cooperativo y solidario entre campesinos, voluntariado y miembros de ambas organizaciones, en distintas chinampas de los participantes. El trabajo es relativo al acompañamiento de cultivos, de manera que los distintos saberes, campesinos y académicos, sean compartidos en la práctica.
b) Talleres específicos relativos a la importancia de producir semillas propias, técnicas de limpieza y almacenamiento, y mejoramiento participativo de variedades locales.
c) Diálogo de saberes entre campesinos y académicos para construir conocimiento que responda a las condiciones legales, políticas y socio ambientales que afectan hoy en día a la chinampería.
d) Reflexiones colectivas sobre la calidad de las semillas y pertinencia de los saberes compartidos y construidos.
e) Sistematización de la experiencia y devolución de resultados a los participantes sobre las reflexiones, experiencias y aprendizajes colectivos.

Este proyecto está contemplado para un año, como año de preparación como comunidad de aprendizaje, en el cual se identifiquen en un grupo inicial las fortalezas de cada participante y se produzca de manera colectiva y con acompañamientos, un acervo inicial de semillas de maíz y de hortalizas y flores, con instalaciones adecuadas y primeros talleres y actividades colectivas que fortalezcan y den cohesión al grupo. El rescate y custodia de semillas criollas va mucho más allá de la duración de este proyecto, pues se contemplan unos cinco años para comenzar a alcanzar la autosuficiencia en producción de semillas.