LOS ALTOS DE CHIAPAS

En el estado de Chiapas hemos apoyado por más de ocho años diferentes iniciativas, pero desde hace dos años, en alianza con la Fundación ADO, hemos estado fortaleciendo en San Cristóbal de las Casas un proceso organizativo de soberanía alimentaria, en el cual están involucrados diferentes grupos que trabajan en alianza. 

Durante esta pandemia, la región se ha visto afectada de diferentes maneras, pero  la alimentación, la salud y la economía han sido  los temas más relevantes. Una de las problemáticas es, con el objetivo de evitar contagios, el cierre de las fronteras se ha extendido a municipios y comunidades. Esto ha ocasionado que los transportes incrementen su costo, o bien suspendan actividades, generando una problemática importante: el desabasto de alimentos en las ciudades, que genera una falta de ingresos económicos en el campo por falta de comercialización. Además, como en todo el país, el cierre del sector turístico ha puesto en riesgo la economía de muchos sectores de la población. Para mitigar esta situación, los grupos han respondido con diversas iniciativas que hacen frente a la crisis en sus diversas manifestaciones: económica, social y ambiental. Aquí algunos ejemplos: 

  Zona urbana de San Cristóbal de las Casas, Chiapas

  • Se han generado redes de productores, tiendas, restaurantes locales para promover el consumo de productos locales con servicio a domicilio; también han surgido grupos o personas que tienen bicis o motos, dando servicio de compra/entrega de alimentos y otros productos.
  • Se han abierto comedores comunitarios que ofrecen alimentos gratuitos o a muy bajos precios, y/o entrega de despensas de hortalizas frescas, para las familias que se han quedado sin ingresos económicos.Esta actividad ha sido posible gracias a las  donaciones, tanto de productores como de consumidores, de igual manera se han hecho campañas en los barrios y colonias para que la gente que puede, done insumos. En el tianguis se invita a los consumidores a comprar algo extra y donarlo, y hay un bote para donar en efectivo.
  • En algunas colonias o barrios, los espacios colectivos de cultivo de hortalizas y producción de alimentos, han tomado fuerza. En ellos, la
  •  gente puede comprar/vender o hacer trueques, y también, pueden aprender a tener huertos en sus casas.
  • En las zonas rurales, ha disminuido el flujo de dinero y limitado el acceso a mercados locales donde vendían y compraban productos. E
    sto ha motivado el intercambio local de productos y trueques.
  • También, aunque de manera limitada, algunas redes de consumidores han logrado hacer compras colectivas de productos campesinos de temporada como: miel, frijol, arroz, camote, entre otros.
  • Colectivos de medicina herbolaria, han preparado y difundido manuales para prevenir y tratar la COVID-19, y los difunden de manera gratuita a través de redes sociales.

El Colectivo J’tsunBaltik, (nuestras raíces) es un colectivo de teatro  que está impulsando desde sus quehaceres  artísticos,  una forma de dar a conocer la diversidad de plantas medicinales que sirven para fortalecer el sistema inmunológico y el sistema respiratorio a través de un teatro ambulante. La iniciativa se vincula con otras iniciativas y redes locales relacionadas con el uso de plantas medicinales. Esto genera procesos de fortalecimiento en otras organizaciones dedicadas a la venta de productos herbolarios y que son una opción económicamente accesible para personas de bajos ingresos. 

Las Cacaonastas son una red que consumidores locales de San Cristóbal de las Casas, cuya visión es la de comer sano, local y promover y activar economías a través de la compra directa a los productores locales. Especialmente se vinculan con productores de la comunidad Santa Anita Huitepec, donde la mayoría de las familias producen hortalizas libres de agroquímicos. Se hacen entregas semanales a familias que previamente se inscriben para el servicio, y entre las familias de consumidores organizan la entrega. Derivado de la contingencia, actualmente también se incluye la entrega a domicilio con el servicio de bicicletas y a través de un fondo solidario se está buscando apoyar con despensas a grupos de familias encabezadas por mujeres que se han quedado sin empleo.